Saltar al contenido

El capital de crecimiento como herramienta para el desarrollo económico de México

El capital de crecimiento es un tipo de inversión de capital privado que se enfoca en otorgar capital a compañías que están bien posicionadas para crecer. El objetivo es proveer a las compañías con los recursos necesarios para fondear nuevos proyectos, expandirse a nuevas geografías, ganar participación de mercado o incrementar su oferta de productos, entre otras iniciativas de crecimiento. El capital privado se ha popularizado en México a medida que los inversionistas han reconocido el potencial de crecimiento del país.

México es el segundo país más grande de América Latina en población y tamaño de economía. Es un país que, a pesar de sus limitantes, mantiene una tendencia de crecimiento positiva, aunada a prospectos demográficos muy sólidos para soportar dicha tendencia. El crecimiento económico es impulsado por el dinamismo de una población joven de entre 15 y 49 años de edad, que representa más del 50% de la población total, y una clase media creciente. En los últimos 5 años, la población económicamente activa presentó una tasa de crecimiento anual compuesto de 2.2% comparado con un crecimiento anual compuesto de 1.0% de la población total.

En términos de remuneraciones, también se observa un crecimiento constante; por ejemplo, en el sector manufacturero, los salarios han aumentado de $2.4 dólares por hora en el 2017 a $3.2 dólares en el 2022, el equivalente a una tasa de crecimiento anual compuesta de 6.0%. Esto se debe, en gran medida, al incremento del salario mínimo de 240% en los últimos 5 años. Más trabajadores con mejores salarios han ocasionado el crecimiento en los activos administrados por las Afores, quienes administran más de $5.4 billones de pesos a la fecha y cuyos activos bajo administración han tenido un crecimiento anual compuesto de 10.5% en los últimos 10 años.

Por otro lado, en términos de crecimiento y desarrollo de la economía, se estima que México estará dentro de las diez economías más grandes a nivel global en el 2050 (actualmente es la número 15). La inversión extranjera directa de 2022 en nuevos proyectos de inversión casi alcanzó los $17 mil millones de dólares, la mayor inversión desde el 2013, impulsada por la cercanía geográfica a Estados Unidos y al crecimiento del mercado interno. Esto ha contribuido a que solamente en el primer trimestre del 2023, se anunciaron más de 50 inversiones de empresas extranjeras relacionadas con el “nearshoring” que ascienden a cerca de $13 mil millones de dólares.

En cuanto al desarrollo del mercado de capital privado en nuestro país, hay más de 300 CERPIs y CKDs activos. La suma del capital recaudado de estos vehículos alcanza los $875 mil millones de pesos, con el objeto de invertirse en proyectos, empresas de capital privado, bienes raíces, infraestructura y fondos de fondos en el mediano plazo. El capital levantado a través de estos instrumentos ha crecido a una tasa anual compuesta de 19.6% anual en los últimos 10 años, con un total de $154 mil millones levantados en el 2022. Esta fuente de capital tiene mucho potencial en el mercado interno considerando que las Afores tienen la capacidad de invertir alrededor del 20.0% de sus activos bajo gestión (AUM por sus siglas en inglés) en activos alternativos, mientras que hoy se ubica en 7.7%. Cerrar esta brecha implicaría detonar capital por alrededor de $600 mil millones de pesos para nuevos administradores de fondos. Todo esto, sin tomar en cuenta la entrada de nuevos trabajadores y el crecimiento orgánico de los activos administrados.

Otra condición favorable para la industria de capital privado es el crecimiento del mercado de venture capital (VC) y el crecimiento en el ecosistema emprendedor. El monto de las transacciones en VC en México pasó de $1,921 millones en el 2019 a $4,767 millones en el 2021 (Transactional Track Record). Aunque en 2022 el monto transaccionado bajó a $2,557 millones, el número de transacciones fue similar al 2021 (156 en comparación con 169 en el 2021). La mayoría de este crecimiento ha sido impulsado por fondos extranjeros de VC que han entrado con fuerza a toda la región. En 2021 y 2022, los fondos extranjeros representaron más del 95.0% del monto total invertido en México.

Dados los factores externos e internos de crecimiento económico y un mercado de capital privado en etapa de maduración, nuestra perspectiva es que México pasa por un momento inmejorable para invertir en empresas que tienen el potencial de continuar impulsando el crecimiento económico y social de nuestro país.

En Kans Capital creemos que el capital de crecimiento es una alternativa atractiva para que las empresas con equipos experimentados, fundamentales sólidos de negocio y con prospectos favorables de crecimiento puedan alcanzar su potencial, aunada a una estrategia de inversión que permita alinear los incentivos entre las empresas, sus equipos operativos y los inversionistas.